×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, Presidente del Comité Municipal del PRI, Presidente Municipal de Piedras Negras Administración 2018. Actualmente Subsecretaria de Coordinación Interinstitucional en Materia de Seguridad.

" Comentar Imprimir
18 Enero 2020 04:00:00
Menos plástico ¿más vida?
Escuchar Nota
Para algunos, el plástico representa una amenaza cada vez más importante para la salud humana; para otros, el uso de plásticos contribuye a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En varios escenarios se han escuchado voces diferentes y cada quién podrá tener su propia opinión, pero queriendo ser objetiva, el problema se está viendo en su efecto, pero no en su origen.

Es cierto que uno de los principales problemas de polución es el impacto contaminante que este material ocasiona en mares, ríos y el daño a especies animales, pero no llega solo ahí, somos las personas las que con nuestros descuidos y falta de cultura en el cuidado medioambiental las llevamos.

El plástico es dañino, pero en realidad no existe un sustituto como tal que haya sido demostrado científicamente como más amigable con el medio ambiente y que cumpla todas sus funciones. El cartón, las bolsas de papel, etc., no terminan en los mares, pero implican una tala importante de árboles y un consumo indiscriminado del agua. También, los nuevos materiales como los envoltorios hechos del almidón de papa o la mezcla de hongos con residuos de agricultura que bien podría reemplazar al poliestireno, son muy costosos para las pequeñas y medianas empresas.

Por supuesto que no estoy a favor de las bolsas de plástico, ni tengo ningún interés personal en ello, solo que me parece que los esfuerzos deberían centrarse en la responsabilidad que todos tenemos de su uso racional, su adecuada disposición, reutilización y reciclaje, para disminuir su impacto ambiental.

Me puse a investigar y los plásticos tienen cosas positivas, por ejemplo, en el sector de transporte son esenciales para disminuir los pesos de los vehículos, con esta reducción, disminuyen los requerimientos de combustible y por lo tanto la contaminación.

Adicionalmente, está comprobado que es el material que mejor protege y conserva los alimentos en todos los procesos de la cadena de suministros: elaboración, transportación y consumo final. En relación a ello, un informe de la FAO manifiesta que gracias a la utilización de envases plásticos se disminuyen los desperdicios de alimentos.

Volvemos al punto de siempre, la solución somos todos. Los plásticos están presentes en un montón de aspectos de nuestra vida, en lo que comemos, bebemos y hasta el aire que respiramos, por eso no será fácil desaparecerlo de un día para otro. Debemos preocuparnos y ocuparnos más de cómo usarlo, de hacerlo responsablemente, ayudar en su reciclaje y también considerar optar por utilizar productos o materiales similares que no sean tan perjudiciales para nuestro planeta. Y tú… ¿qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS