×
Joel Almaguer
Joel Almaguer
ver +
Inició sus estudios en la Universidad Autónoma de Coahuila, donde tuvo como maestros a Gerardo Monjarás y en sus últimos años al reconocido pianista regiomontano Gerardo González. Ha desarrollado su actividad musical como pianista en danza y como acompañante de cantantes principalmente. Ha participado en musicales como pianista. Imparte diplomados en historia de la música para la UAdeC. El año pasado vivió en Francia donde tuvo oportunidad de compartir su talento musical. Música Sobre Ruedas es un proyecto que ha desarrollado para compartir música en espacios públicos. Actualmente también es miembro de la Orquesta Filarmónica del Desierto donde participa activamente en el Coro Filarmónico. joelgarciaalmaguer@gmail.com

" Comentar Imprimir
09 Agosto 2020 03:30:00
Mahan Esfahani
Escuchar Nota
Esa noche Mahan Esfahani iba a vivir uno de los pasajes más peculiares de su carrera como clavecinista. En una de las mejores salas de Europa, en una de las ciudades de más tradición cultural, se viviría un pasaje digno de un cuento de Cortázar. Colonia, Alemania, esa ciudad que ha visto compositores como Stockhausen y ha sobrevivido para contarlo, e incluso para aclamarlo.

La noche del 29 de febrero (acaso el día ya auguraba algo diferente esa noche), en la mejor sala de conciertos de Colonia, Mahan Esfahani presentaba su aclamado álbum Time Present And Time Past.

Todo iba bien en el desarrollo del concierto hasta que la obra Piano Phase, para dos piano (ahora ejecutada por un clavecín y una grabación del segundo instrumento), de Steve Reich comenzó.

Mahan Esfahani, al usar unos auriculares para empatar la música grabada con su ejecución, no se percataba de que la audiencia comenzaba a reaccionar. De pronto, a sus oídos comenzó a llegar el ruido de la sala. Mahan pensaba que se trataba de la audiencia aplaudiendo, pero cuando el ruido aumentó de manera notoria y no pudo seguir tocando, se quitó los audífonos. Lo que escuchó fue casi un pandemónium, como él lo llamó después. La gente silbaba, abucheaba, y otros intentaban callarlos, defendiendo al músico. “¿A qué le temen?”, preguntó Esfahani tomando un micrófono.

¿Por qué aún hoy no estamos abiertos a este tipo de obras? Sin mencionar que la obra de Reich tiene más de 50 años. Los puristas defienden el hecho de que el clavecín no puede ejecutar obra contemporánea (del siglo 20), si no fue compuesta para este instrumento. Definitivamente es bueno saber que un público participa activamente de la actividad cultural, pero de eso a la intolerancia hay un gran trecho que quizás, en ocasiones, sea difícil definir. Luego de hablar sobre los detalles que vive el país de origen de este músico iraní, en donde la cultura se asesina por las más absurdas razones,

Mahan Esfahani, siguió con el programa y pasó al concierto de Carl Philipp Emanuel Bach. La velada culminó en grandes aplausos, algunos dejaron la sala, durante el incidente, pero la mayoría permaneció y reconoció la capacidad de este músico que toca la gran mayoría del repertorio para clavecín.

La fama de Mahan Esfahani es reconocida en multitud de países. Es el nombre de referencia de la nueva escuela del clavecín y su futuro es, sin duda, el de pasar a la historia como lo que es: un músico capaz de conmover a su audiencia y de hacerla participar. El álbum de esta semana es un ejemplo que la música siempre se renueva. Que lo disfruten.

Álbum de la semana: Time Present and Time Past, de Mahan Esfahani. Spotify.

Imprimir
COMENTARIOS