×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
07 Julio 2020 04:00:00
Sarcasmos
Escuchar Nota
Algo triste es un hombre de genio que no es un hombre de honor.

Wagner, por ejemplo.

El bicho y sus mil nombres

Me asombra este dato acerca del nombre propio de nuestras pequeñas hormigas arrieras que todos conocemos. Mil nombres que varían en razón a geografías, historias, culturas, lenguas y localidades en el sur de Estados Unidos, todo México, Centroamérica, las Antillas, Sudamérica y la selva del río Amazonas.

Nombres chiapanecos

Revisemos Chiapas: Nucú en

Tuxtla Gutiérrez, Nakasmá con “c” y con “k” en Chiapa de Corzo, Chicatana en el valle de Cintalapa, Cocosh en Ocosingo, Shinish en Huixtán, y Shanish en Chanal. Tzitzim en la antigua San Bartolomé, Tisís en San Cristóbal, Tzim-tzim en Comitán, Zompopo en la zona interfronteriza de Chiapas y Guatemala, banda del Pacífico, y Macash en la zona interfronteriza, banda del Centro.

Hormiga culona le llaman en Pueblo Nuevo Solistahuacán y Rayón, y se cree que dada la influencia de los antiguos zoques, hacia el norte de Chiapas y sobre los estados de Oaxaca, Tabasco, Veracruz y Guerrero, ahí, en esa área amplia su nombre más conocido es Chicatana. Mientras que en El Salvador es Zompopo de mayo, Bachaco le llaman en Venezuela y Sáuba en algunas zonas de Brasil.

Más nombres

Varios y diversos nombres se barajan: nucú, nocú e incluso con “k”: nukú y nokú. Cocosh, tzicatana, tzicatán y chicatán. Quiss, kiss y j’kis. Cizín, cisín y sisím (con “z”, con “s” y con doble “s” y “m”). Tzintzín, tzitzín, tzizím y tizím. Zompope, sampopo y sompopo. Zompopo de mayo y zompopo de junio. Bego, akuan ndego y Sanjuanera. Hormiga jonisona y también jonisuda. Arriera simple, arriera de jardín y arriera podadora.

Hormiga podadora y hormiga arriera. Hormiga colorada, hormiga roja y hormiga campestre. Cuatalata, sonteta, hormiga con alas y tzitz. Chancharra, chancarra, cachorra, chicatera, tzicatera y shicatera. Hormiga de San Juan, jibijoa, mochomo y monchona. Parasol, tepeoani, curuhuinsi,
mamaco y bibijagua.

Hormiga bolsona, hormiga voladora y hormiga cortadora. Bachaco, cepe y cepe culón. Tanajura y tanajura manteiga. Bitu, ysau y tujo. Hormiga arriera de Las Palmas, hormiga jardinera, monochona, hormiga santandereana, como le llaman en la provincia de Santander en Colombia.

En Belize

En el caso de la antigua Honduras Británica, a estas hormigas también se las almuerzan, dada su ascendencia maya. Allá las llaman wee wees, mientras que en el sur de Estados Unidos las conocen como leaf cutter antsy town ants.

Pero siempre lo más hermoso será lo nuestro, pues el nombre “chicatana” y sus variantes derivadas provienen del vocablo náhuatl tzicatlque a su vez procede de tzi-ntli: culito o trasero, y azkatl: bichito u hormiga. Aunque algunos nahuatlatos etimólogos leen tzicatl: hormiga grande, pues derivaría de tzi: grande y atl: hormiga, mientras otros traducen: “hormiga grande y picadora” u hormiga-bolsa y hormiga-tanate; de tzicatl: hormiga y tanatli: tanate, envoltura o bolsa de hojas. Idea que se relaciona con el abultado abdomen de las arrieras.

Otros agregan que el origen corresponde al sustantivo igualmente náhuatl, tzincanantla: madre de las hormigas, pues dentro de las madrigueras habitan las madres-reinas, las más grandes, de abdomen pronunciado y de unos tres centímetros de largo, que llegan a vivir hasta 20 años, y durante su vida deponen u ovipositan miles de millones de huevecillos.

Hombre de Letras
Retomamos de Francisco J. Santamaría (1886-1952, inició sus estudios en Macuspana, fue el único serranista sobreviviente de la matanza de Huitzilac, senador y gobernador de Tabasco) su definición de zompopo: “del náhuatl tzontli: cabeza, y la partícula pold: aumentativo despectivo, en forma duplicada del plural. m. Nombre que se da a las hormigas de los géneros Oeccodomay Atta, grandes, negras o rojizas amarillentas, de cabeza muy abultada; llamadas en el país, arriera. A veces también se dice zompopa. Lo mismo en Centroamérica”.

Extracto de https://www.chiapasparalelo.com/opinion/2019/07/zompopo-chicatana-cizin-y-nucu-3/

Oooooommmmmm

Recuerda meditar cuanto puedas, cuando puedas. Excelente introducción a la meditación, y cómo entrar en paz y relajación: http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=2581

Imprimir
COMENTARIOS